Ruptura de la relación de pareja

  • Separación, divorcio y cese de la unión estable de pareja

    La ruptura de una pareja conlleva inherentemente una primera situación de conflicto que debe abordarse desde un inicio y realizar un análisis pormenorizado del caso concreto a fin de alcanzar la mejor solución.

    Siendo una de las áreas de mayor especialización de nuestra Firma, y disponiendo de letrados con una dilatada y sólida experiencia en esta área del derecho, estudiamos cada caso en detalle, ya que entendemos que la base de una buena solución es el estudio personalizado de cada situación, ya que cada pareja es única, con unas circunstancias diferentes, por lo que resulta inviable tratar cada caso por igual.

    Asimismo, y al entender que cada circunstancia es especial, es preciso que en caso de gestionar una ruptura de mutuo acuerdo entre las partes, se proceda a la confección de un convenio regulador que mejor se adapte a las circunstancias, pero no únicamente a fin de solucionar el problema con carácter inmediato, sino la confección de un convenio lo más completo posible a fin de prever y evitar problemas futuros.

    Si, por el contrario, la regulación de la ruptura no puede incardinarse de mutuo acuerdo entre las partes y, por tanto, se agota la vía amistosa, habrá que analizar nuevamente las pretensiones del propio cliente, y enfocar la mejor estrategia posible a fin de encontrar una solución adecuada a sus expectativas, siempre manteniendo la diligencia debida que nos caracteriza.

  • Relaciones paternofiliales

    En el proceso de ruptura, y en el caso de que existan hijos comunes, es preciso regular las relaciones paterno – filiales por lo que, ya sea de manera contenciosa como en vía amistosa, es preciso estudiar el caso concreto y todas sus variantes, a fin de poder trazar el Plan de Parentalidad que más se adapte tanto a cada circunstancia en concreto, como a cada uno de los progenitores.

    Es necesario analizar la situación, realizar una evaluación específica de los padres y de sus circunstancias tanto personales como económicas, y de los hijos en cuestión, a fin de poder hacer una regulación lo más adecuada posible, y es por ello que nuestro despacho trabaja de manera personalizada cada caso, redactando cada convenio de manera única y detallada.

  • Controversias en el ejercicio de la potestad parental

    La potestad parental se configura como un conjunto de derechos y obligaciones de los progenitores y que implican el deber de tener cura de sus hijos menores, prestarles alimentos en el sentido más amplio, proporcionarles educación, compañía, formación y desarrollo integral, tanto en el aspecto personal como en el ámbito patrimonial.

    Siendo así, después de producirse la disolución del vínculo matrimonial o de la relación de pareja, dichas responsabilidades siguen manteniéndose, no obstante, en muchas ocasiones se producen discrepancias en el ejercicio de la misma y en algunas cuestiones que afectan a los aspectos más trascendentes de la vida de los menores donde los progenitores no consiguen ponerse de acuerdo ( cambio de residencia, elección del centro escolar, sometimiento a algún tratamiento específico, viajes fuera del territorio español, entre otros aspectos).

    Asimismo, hay varias modalidades de ejercicio de la potestad parental, habida cuenta de la diversificación actual de modelos familiares, por lo que nuestro despacho analizará minuciosamente todas las variantes y circunstancias, a fin confeccionar un convenio regulador bien detallado con el fin de evitar posibles problemas posteriores.

    Por el contrario, en el caso que nos encontremos ante un problema sobrevenido y relativo a una controversia en el ejercicio de la potestad parental, teniendo en cuenta que judicialmente hay un procedimiento para poder solucionarlo, nuestro despacho lo resolverá a fin de alcanzar la mejor solución para nuestro cliente.

  • Ejecución de sentencias judiciales

    Los acuerdos homologados judicialmente o notarialmente por parte de los progenitores, así como las sentencias dictadas, deben ser objeto de cumplimiento. En el caso de que alguno de los términos del acuerdo o de la sentencia no sea cumplido por cualquiera de las partes, puede dar lugar a un procedimiento de ejecución para exigir su correcto cumplimiento.

    Existen varios tipos de incumplimiento, y es por ello que debe estudiarse el caso concreto a fin de determinarlo con exactitud. Siendo así, nuestro despacho llevará a cabo la mejor estrategia procesal a fin de poder alcanzar el objetivo propuesto con éxito, y ver satisfechas las pretensiones de nuestro cliente.

  • Modificación de medidas judiciales

    El acuerdo alcanzado entre las partes o bien las medidas que adopte el juez en defecto de acuerdo, se fijan en un momento determinado y teniendo en cuenta las circunstancias personales y patrimoniales del momento en el cual se dicta el acuerdo o sentencia, no obstante, y con posterioridad, estas circunstancias pueden variar, dando lugar a una nueva situación existente, por tanto, es posible que sea preciso adaptar el convenio regulador homologado o la sentencia dictada por el juez, a las nuevas circunstancias.

    La modificación de medidas puede llevarse a cabo de mutuo acuerdo entre las partes o bien de manera contenciosa si la vía amistosa se ha agotado. Para ello, nuestro equipo trabajará directamente con nuestro cliente, ya que debe hacer un examen pormenorizado para determinar cuales son los motivos que han provocado el cambio de situación, y cuál es la nueva, a fin de determinar el procedimiento correcto.

  • Capitulaciones matrimoniales y Pactos en previsión de ruptura

    Estos acuerdos son muy útiles, y a través de los mismos se regulan las consecuencias personales y económicas de una eventual ruptura de la relación de pareja.

    Devienen una fórmula muy eficaz para evitar conflictos futuros si en algún momento se produce una ruptura, y lo pueden establecer las personas que vayan a contraer matrimonio, aquellas que ya están casadas.

    Dichos pactos deben reunir ciertos requisitos de validez, y es preciso determinar el contenido de los mismos, por ello nuestro equipo realizará un asesoramiento integral en cada caso, a fin de que los aspectos patrimoniales y personales del cliente queden debidamente preservados en caso de posibles problemas futuros.

  • Reclamación/impugnación de paternidad o filiación

    En cuanto a la reclamación de la paternidad, es preciso tener en cuenta que en muchas ocasiones no es ejercitada por los propios padres, ya que no reconocen legalmente a sus hijos, y deben ser instados por la madre mediante procedimiento judicial, o bien por el propio hijo, no obstante, y mientras ostente la minoría de edad, se realizará por su representante legal (la madre), o por el Ministerio Fiscal.

    Se trata de un procedimiento complejo y con muchos matices por lo que es preciso un buen asesoramiento integral para poder hacer un análisis exhaustivo de las circunstancias y trazar la mejor solución.

    Asimismo, y al margen de la reclamación de paternidad, pero íntimamente ligado, encontramos la impugnación de la misma, que puede ser ejercitada por la madre, el hijo o el padre, no obstante, e igual que se ha indicado con anterioridad, son situaciones complejas que requieren de un tratamiento especial, por lo que nuestro equipo abordará detalladamente el caso, a fin de conseguir la mejor solución y estrategia.

Solicitar visita

Puedes llamarnos al 930 137 002 o rellenar el siguiente formulario

Hora de contacto:

keyboard_arrow_up