Blog de Alba José Clavé

¿Cuándo y cómo se pueden modificar las medidas acordadas en un procedimiento de divorcio, separación, o guarda y custodia?

Las medidas que se acuerdan en un procedimiento de familia, ya sea de manera amistosa o de manera contenciosa, se adoptan teniendo en cuenta las circunstancias personales y patrimoniales de los cónyuges o de la pareja estable en el momento en el cual se debe dictar la sentencia.

No obstante lo anterior, las medidas que finalmente se hayan adoptado no necesariamente deben mantenerse definitivamente y, por tanto, podrán revisarse cuando varíen substancialmente las circunstancias personales y económicas que en su día llevaron a tomar los acuerdos iniciales de mutuo acuerdo, o bien los elementos que llevaron al Juez a fijar su pronunciamiento en la sentencia.

Siendo así, es importarte indicar los cuatro requisitos que se vienen exigiendo actualmente a los efectos de que pueda iniciarse un procedimiento de modificación de medidas por cualquiera de las partes y que son los siguientes:

  • Que haya tenido lugar un cambio en el conjunto de circunstancias consideradas al tiempo de adoptarse las medidas.  Es decir que desde que se adoptaron las medidas al momento en el que se solicita la modificación se haya producido un cambio de circunstancias.
  • Que el cambio de circunstancias sea sustancial, importante o fundamental.
  • Que la alteración o variación afecte a las circunstancias que fueron tenidas en cuenta por las partes o el Juez en la adopción de las medidas e influyeron como un presupuesto de su determinación.
  • Que la alteración de las circunstancias evidencie signos de permanencia, de modo que permita distinguirla de un cambio meramente coyuntural o transitorio de las circunstancias tenidas en cuenta en la adopción de las medidas.

Teniendo en cuenta los requisitos expuestos, la modificación de medidas que pretenda tramitarse se puede llevar a cabo mediante dos vías diferenciadas, esto es, mediante un procedimiento de mutuo acuerdo entre las partes, o bien mediante un procedimiento contencioso en el supuesto de que las partes no alcancen un acuerdo sobre las medidas a modificar.

En el supuesto de que la modificación se lleve a cabo mediante acuerdo, se podrá instar el procedimiento acompañando la solicitud de modificación del convenio regulador correspondiente en el que se recogerán todas las modificaciones de la sentencia que se quieren llevar a cabo para que sean aprobadas judicialmente.

De lo contrario, si las partes no alcanzan un acuerdo sobre las medidas que pretenden modificar, el cónyuge o la pareja estable que tenga la intención de modificarlas deberá presentar ante el Juzgado que acordó las medidas definitivas la correspondiente demanda especificando las medidas que pretende modificar y, consecuentemente, acreditando y justificando que efectivamente se ha producido el cambio de circunstancias que justifica dicha modificación.

Como podemos observar, no se trata de un procedimiento sencillo y, por tanto, en el supuesto de que finalmente ambas partes no alcancen un acuerdo sobre las medidas a modificar, será necesario estudiar toda la documentación, analizar debidamente todas las pruebas de las que se disponga a los efectos de acreditar el cambio de circunstancias, y estudiar tanto la viabilidad del proceso como la mejor estrategia, con el objetivo de gestionar el procedimiento con las máximas garantías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitar visita

Puedes llamarnos al 930 137 002 o rellenar el siguiente formulario

Hora de contacto: