Blog de Alba José Clavé

¿Se debe pagar pensión de alimentos en caso de custodia compartida?

La custodia compartida garantiza a los hijos la posibilidad de disfrutar de ambos progenitores pese a la ruptura de la pareja, y este sistema implica una mayor facilidad a la hora de ejercer la responsabilidad parental conjunta, no obstante, es muy común pensar que, en el caso de que ambos padres acuerden implantar este régimen, no hay que abonar pensión de alimentos y, por tanto, se condona el pago de la misma.

En relación con la prestación de alimentos, si bien es cierto que el sistema de guarda compartida permite que ambos padres participen en igualdad de condiciones en el desarrollo y crecimiento de sus hijos evitando, de ese modo, el sentimiento de pérdida que tiene el progenitor cuando se atribuye la custodia al otro progenitor, y la desmotivación que se deriva cuando debe abonarse la pensión de alimentos, eso no exime que, en algunos supuestos, deba procederse a establecer una cuantía en concepto de pensión.

Debemos partir de la base que las necesidades de los hijos deben estar cubiertas por los progenitores teniendo en cuenta el criterio de proporcionalidad y, tal y como dispone el art. 146 de nuestro Código Civil  “la cuantía de los alimentos será proporcionada al caudal o medios de quien los da y a las necesidades de quien los recibe”, no obstante,  sigue existiendo de manera generalizada la creencia de que no procede establecer pensión de alimentos en el sistema de guarda y custodia compartida de los hijos menores ya que, por regla general, cada uno de los progenitores va a tenerlos en su compañía la mitad del tiempo y, por tanto, durante ese periodo de convivencia en el cual el progenitor esté con los menores, se hará cargo de los gastos que eso conlleve.

Inicialmente eran muchos los Tribunales que, al pronunciarse respecto de la pensión de alimentos en la guarda y custodia compartida, incluían una cláusula genérica acordando que cada progenitor se haría cargo de los gastos de los menores mientras los tuviera en su compañía, no obstante, los propios jueces han tenido que ir resolviendo distintas problemáticas entorno a este sistema de guarda ya que, en algunos casos, existe desproporción económica entre los progenitores y, por tanto, debe tenerse en consideración el criterio de proporcionalidad que he mencionado con anterioridad.

Siendo así, la Sentencia dictada por el Tribunal Supremo, sala 1º, de fecha 11 de febrero de 2016, sentó las bases que actualmente se tienen en consideración por los propios tribunales de primera instancia, manteniéndose actualmente el criterio que, aunque el régimen de guarda y custodia de los hijos sea compartida, el Juez podrá fijar alimentos cuando exista desproporción entre los ingresos de los progenitores.

En síntesis, la sentencia dispone lo siguiente:

» El recurrente entiende que al adoptarse el sistema de custodia compartida no es necesario el pago de alimentos, pues cada uno se hará cargo de los mismos durante el período que tenga la custodia de los menores.

Esta Sala debe declarar que la custodia compartida no exime del pago de alimentoscuando exista desproporción entre los ingresos de ambos cónyuges, o como en este caso, cuando la progenitora no percibe salario o rendimiento alguno (art. 146 C. Civil), ya que la cuantía de los alimentos será proporcional a las necesidades del que los recibe, pero también al caudal o medios de quien los da.”

Por tanto, en los casos en los que el Juez entienda que el sistema más adecuado es el de custodia compartida, ponderará las circunstancias y, si entiende y queda acreditado que existe desproporción económica entre ambos progenitores, podrá establecer el pago de una pensión de alimentos a cargo del que tenga mayores ingresos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitar visita

Puedes llamarnos al 930 137 002 o rellenar el siguiente formulario

Hora de contacto: